domingo, 30 de noviembre de 2014

Elisabeth Eve: "Calvary llega en el momento en que la sociedad está preparada para enfrentarla"


Elisabeth Eve es una de las productoras de Calvary. Una comedia dramática que trata el tema de la pederastia enmarcado en la iglesia católica, segundo largometraje del escritor y ahora confirmado director anglo-irlandés John Michael McDonagh. Eve trabajaba en la producción documental y de televisión hasta que decidió trabajar con McDonagh desde su primer proyecto cinematográfico, El irlandés (The Guard, 2011). Esta pareja forma ahora un tándem imparable que se refleja en la pantalla. Con Calvary entre las posibles nominaciones a los Óscars, ya preparan su próxima película, que será rodada en México desde enero de 2015: «Guerra para todos».

Elisabeth Eve, productora de Calvary.

¿Cómo funciona este tándem? Hay dos tipos de productores, los que apoyan al director y los que controlan al director. En Calvary somos un equipo de producción de cuatro personas, y somos de los que apoyamos. Pero hay que resaltar que estamos detrás de un director inteligente, divertido y talentoso. Pasamos buenos momentos durante el desarrollo del proyecto. McDonagh y yo, tanto en el matrimonio como en el trabajo, siempre enfrentamos los conflictos hablando directo y claro. En cuanto surgen. Esa es nuestra fórmula: la comunicación.

Es vuestra segunda película y ya estáis a la puerta de los Óscars. ¿A qué se debe este éxito tan temprano? Estamos orgullosos de los dos filmes. Pero Calvary es un filme intelectual: buenas ideas con un buen envoltorio. Está teniendo mucho éxito comercial y de crítica. Creo que es una película inteligente, que no solo busca entretener. Y es honesta. No hacemos esto solo para hacer dinero.

Hablando de dinero. ¿Cómo es la producción ahora, sobre todo en uno de los países desde el que se ha producido el filme, Irlanda, con una situación económica débil? Obviamente si la economía decrece hay menos dinero para invertir en hacer cine. Entiendo que este dinero debe de ir a hospitales y a lo público en primer lugar. Pero hay dinero en el Irish Film Board para ayudar a las producciones, aunque intentamos conseguir lo máximo con el menor gasto posible. Así te haces creativo. El cine no es solo lo que vemos en las pantallas, también es encontrar las soluciones para que llegue a ellas.

La película trata un tema severo, la pederastia, que está de actualidad en los medios de comunicación y en la sociedad debido a que se ha comenzado a llevar casos de forma global ante la justicia. ¿Cómo crees que afecta al público esta película? La política y la iglesia catolica, en su mayor parte, han encubierto este tipo de casos por muchos años, y socialmente creo que el pueblo está muy enfadado. La película, al tratar el tema es muy controvertida, pero creo que la gente está lista para empezar a hablar de él directamente. Este es el momento justo del filme. Y es lo que busca el filme, que el público se enfrente a esta realidad. Hay una gran persecución por parte de la justicia hacia este problema. Creo que la gente está preparada para tener esta conversación. Que además es necesaria. No solo en Irlanda, donde está ambientada la película, sino en todo el mundo. Es un problema global.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada